jueves, 27 de febrero de 2014

Los Números Que Tienen A Stefan Medina En La Selección Colombia

Foto: www.goal.com


Columna Especial Para: Soy Periodista
Véase También Aquí: Los Números Que Tienen A Stefan Medina En La Selección Colombia
Por: Héctor Herrera 

Otra convocatoria. Colombia se alista para el próximo partido, y Stefan Medina sigue ahí; en el grupo de los privilegiados. Un completo acierto su inclusión en el listado de guerreros que enfrentarán a Túnez, un llamado que gusta en la totalidad de los habitantes del tercer planeta del sistema solar.

Su nueva aparición en las filas tricolores no es producto de la locura, ni de la "Rosca Gaucha". Tampoco es un intento desesperado del apoderado de Pékerman por venderlo, el señor Pascual Lezcano. Todo obedece a una lógica, a una estadística que aclara con números el por qué Stefan Medina debe vestir la rayada de Colombia, y aún más; conducir al combinado patrio en tierras brasileras hacia el trofeo de la Copa del Mundo.

Lo primero que hay que tener en cuenta es la efectividad defensiva de Colombia durante su presencia en el campo. Es así como podemos decir con orgullo que en los 135 minutos que ha jugado, tan solo hemos recibido cinco goles. ¡Fantástico! Pudieron haber sido treinta de no ser por su aporte.

Lo segundo es el poder ofensivo que ganó el combinado nacional gracias a sus desbordes por la banda derecha, que derivaron en la magnífica cifra de cero goles a favor durante su permanencia en el césped.

Y por último, están los puntos que consiguió Colombia cada vez que el hombre de los rizos conductivos alumbró a los diez ciegos que lo acompañaron en los dos partidos que disputó; llegando a la extraordinaria cifra de cero partidos ganados y un histórico punto en condición de local, que de por cierto, se consiguió luego de que "maravillita" Medina abandonó el terreno de juego tras el 0-3 parcial con Chile.

¡Qué Falcao ni qué carajo! ¡Colombia, aquí está tu ídolo!

Y bueno, hasta aquí el sarcasmo...

jueves, 20 de febrero de 2014

La Palabra De José Pékerman

Foto: Colprensa
Columna Especial Para: Soy Periodista
Véase También Aquí: La Palabra De José Pékerman
Por: Héctor Herrera 

Tiempos buenos vivió nuestra selección en la década del 90', cuando de la mano de Francisco Maturana y Hernán Darío Gómez clasificamos a tres citas mundialistas consecutivas. Era un conjunto brillante, la mejor Colombia de todos los tiempos, pero a su vez fue el blanco directo de las críticas regionalistas, de las flechas envenenadas, y del mayor y más irreal invento en la historia del fútbol colombiano: La "rosca", o lo que es peor, la "rosca paisa".

Con aquellos dos vocablos, los opositores de los técnicos que más éxito han tenido con nuestra selección mayor, construyeron lanzas para herir a los convocados que no eran de su agrado, y escudos para justificar las ausencias de sus protegidos. La "rosca" es un término normal del diccionario, pero en Colombia lo convirtieron en una guillotina, una fusión de cinco inocentes letras capaces de dejar sin empleo al entrenador de turno. A la fecha, han sido seis las víctimas del invento más macabro de nuestra historia deportiva: "Pacho", "Bolillo", "Chiqui", Pinto, Lara y Leonel Álvarez. No incluyo a Javier Álvarez porque su destitución obedeció única y exclusivamente al descalabro en Londrina y tampoco a Reinaldo Rueda, quien salió por el cambio de administración que trajo consigo la designación de Bedoya en la presidencia de la federación.

Con la llegada de José Pékerman se acabó la "rosca", o al menos eso afirman algunos. Yo creo que no se puede acabar algo que nunca existió, aunque si "rosca" es sinónimo de jugadores convocados por "dedocracia" y sin buen presente futbolístico, entonces con este técnico también ha existido. Caso Stefan Medina, para no ir tan lejos.

Mi idea no es entrar en debates innecesarios, así que recurrí al entrenador para que nos deje en claro si en su era existe o no la llamada "rosca". Y no, no fui a buscarle desesperadamente a su apartamento, ni lo llamé. No me infiltré en ninguna concentración, ni lo incomodé. No quise dañar su "extenso" plan de trabajo previo al mundial. Simplemente me aventuré a revisar la rueda de prensa posterior al 1-2 en Asunción y esto fue lo que encontré:

"...He hablado con el grupo y les comuniqué que dado el escaso tiempo de trabajo, en adelante las convocatorias dependerán única y exclusivamente de la actuación en sus respectivos clubes...".

¡Fantástico! Eso quiere decir que este técnico, como dicen muchos compatriotas, acabó con la "rosca". Y no solo eso, sino que la denominada "rosca" sí existía. Estaba entonces equivocado.

Eso quiere decir, que si (por ejemplo) "Teo" no tiene una buena temporada en Ríver, pero el presente de Ramos, Montero, Darwin o Dayro en Mayo es excelente, Gutiérrez no va, pero uno de ellos sí. También indica que si (por ejemplo) Macnelly llega al mes de las madres sin minutos, pero Juan Fernando Quintero o Sherman Cárdenas siguen deslumbrando en Liga Portuguesa y Copa Libertadores respectivamente, Torres no va y Quintero o Sherman sí. Pero lo más importante, eso quiere decir que la duda futbolística más grande que tiene el país está despejada desde mucho antes de que se generara. Es entonces un hecho que Falcao no irá al mundial (al menos no entre los 23 convocados), puesto que es absolutamente seguro que para el 2 de junio, cuando se entregue la lista definitiva; sus minutos de juego en Mónaco durante los últimos cuatro meses serán equivalentes a cero. Así pues, otro jugador que sí haya trabajado durante ese tiempo, lo reemplazará.

Habrá que esperar al día 153 del año, para que sea el mismo Pékerman quien haciendo valer su palabra, deje fuera del grupo mundialista a Radamel, devolviéndole al fútbol el verdadero significado del vocablo "rosca" (tiro que toma una curvatura en el aire hacia el interior) y convirtiéndose en el técnico capaz de derrotar tan perversas prácticas preferenciales de las que hemos sido víctimas. O por el contrario, estaremos ante la creación de un nuevo y mezquino dúo literario, que sería conocido como la "rosca gaucha", si el delantero del Mónaco, tras meses de no pisar una cancha y careciendo de presente futbolístico, aparece en tan privilegiado listado por encima de otros que seguramente habrán rendido al 101% en sus clubes para llegar a Brasil 2014, ilusionados con la frase: "...las convocatorias dependerán única y exclusivamente de la actuación en sus respectivos clubes...".

¿Cuánto vale su palabra de hombre señor Pékerman?


Habrá que verlo.

lunes, 10 de febrero de 2014

...Pues Burkina Faso

Foto: EFE

Columna Especial Para: Soy Periodista
Véase También Aquí: ...Pues Burkina Faso
Por: Héctor Herrera 

Por fin, después de tanta pasividad, de tanto viaje y tanto churrasco, del silencio absoluto sobre el tema que por poco deriva en una simple concentración, por fin se conoció el rival de la Selección Colombia para el próximo cinco de marzo: Burkina Faso.

De entrada pareciera que se cumple con lo que se exigía para este encuentro preparatorio, un rival africano, un ejército de panteras que obligue a los nuestros a levantar césped en cada carrera, un onceno que le consuma el tanque de oxígeno a los tricolores, que les haga temblar las piernas a nuestros muchachos, que los lleve al límite y les vaya mostrando el ritmo al cual se va a jugar en Brasil. Pero no, el rival, aunque africano, no es lo que se esperaba.

¿Realmente está Burkina Faso al nivel de un (por ejemplo) Costa de Marfil? A su favor hay que decir que es el actual Subcampeón de África y que su fútbol viene en ascenso, pero jamás ha asistido a una Copa del Mundo. Enfrentaremos a un rival sin tradición mundialista, un seleccionado que por mucho nos puede dar un 10% de idea sobre la selección de Yaya Toure, eso y nada más.

Sí, el rival es bastante regular, pero sobre él hay que trabajar. El salvavidas de este partido preparatorio conseguido a la carrera será la convocatoria, y con ella, la alineación delantera que dejará en claro el reemplazo de Falcao en Brasil 2014. Claro, eso siempre y cuando el entrenador convoque a los que están destrozando redes en las diferentes ligas, como en la alemana, por nombrar una al azar; y no prefiera volver a intentar adaptar elementos de abundantes rizos que en este momento no le aportan nada al combinado patrio, y cuya posición ya está perfectamente cubierta por jugadores de la calidad de Camilo Zúñiga y Santiago Arias.

Esperamos eso sí, ver este cinco de marzo a los delanteros que salvarán la patria en Brasil 2014, respondiendo con goles a las "palabras de aliento" de aquellos periodistas que vulgarmente los pisotearon al decir que todos juntos no hacían la pierna de un Falcao.

Para verdades el tiempo, ya llegará junio y la razón la tendrán unos u otros. Por ahora, es el momento de contestar con anotaciones ante este rival, que si bien no es el ideal, fue el que Pékerman escogió bajo su única responsabilidad.

Eso sí, de Burkina Faso a los macrocircos, perdón, microciclos; a jugar contra la división Z del Atlético de Madrid o a quedarnos cruzados de brazos; pues Burkina Faso.

PS: Dos días después de publicada esta columna, se conoció que por problemas de Visa, Burkina Faso canceló el amistoso y Colombia firmó un encuentro preparatorio con Túnez. El panorama no cambia en lo absoluto, salvo que el rival ha sido mundialista.
© 2012-2016 LA DOBLE H. Todos los derechos reservados.