lunes, 29 de julio de 2013

Selección Colombia: Doce Años Después De La Gloria



Columna Especial Para: Directorio Deportivo
Véase También Aquí: Selección Colombia: Doce Años Después De La Gloria
Por: Héctor Herrera 


Presente siempre estará aquel cinco de septiembre de 1993 cuando Colombia derrotó en Buenos Aires a Argentina, sellando de manera histórica su tiquete al mundial de Estados Unidos. Un gran partido, una demostración de buen fútbol por parte de un gran grupo de jugadores en una tarde-noche inspirada; pero nada más. Aquel resultado, motivo de orgullo para muchos, no es más que una simple estadística, un partido que debe ser recordado gratamente por la manera en que se consiguió el cupo a la copa mundo del 94', más no como el mayor logro futbolístico de nuestro país.


Un 29 de Julio, pero de 2001 gritamos Campeones. Y digo gritamos porque es de los pocos triunfos deportivos en que toda Colombia contribuyó de una u otra manera; incluso los grupos armados ilegales declararon un cese de hostilidades. Es el mayor triunfo de nuestra amada nación en el deporte rey, pero son pocos quienes lo tienen presente.


Recuerdo que Argentina exigió un seguro de vida por altas sumas de dinero para su plantel, argumentando que los grupos guerrilleros los iban a asesinar; a lo que Andrés Pastrana dijo NO y por ello se negaron a venir. Su ausencia dio pie para que algunos le restaran mérito a lo conseguido por los colombianos, y como siempre hubo quienes le hicieron eco al tema y otros que tragaron entero.


Colombia fue campeona invicta, ganando todos los partidos y sin recibir siquiera un gol en contra. La gente se comportó a la altura, no hubo secuestros, no hubo matanzas, no hubo quejas de ningún tipo. Fue una fiesta en paz, como aquella vivida hace dos años, un 29 de julio también; cuando se inauguró el Mundial Sub-20 en nuestro país.


Son estos títulos los que nos colocan en el mapa futbolístico, como las Copas Libertadores conseguidas por Nacional y Once Caldas. También las representaciones dignas, como el tercer puesto en la Copa Mundo de Emiratos Árabes en 2003, o los cuartos lugares en la misma competencia en Finlandia 2003 y Nigeria 2009 de la categoría Sub-17.


Hoy, doce años después; no me queda más que agradecerle a tan brillante grupo de jugadores por darnos la más grande alegría del balompié nacional. Gracias a nuestro goleador Aristizabal, a nuestro portero invicto Córdoba, a nuestro entrenador Maturana y sobretodo al mejor futbolista colombiano de la historia, poseedor de innumerables títulos entre ellos la Champions League; Iván Ramiro Córdoba, aquel que de manera brillante consiguió el gol de la consagración colombiana.


Por último, un agradecimiento especial al doctor Andrés Pastrana, quien defendió incansablemente la realización del certamen en un país que se encontraba fuertemente azotado por la violencia.

sábado, 20 de julio de 2013

El Día Que Pékerman Quiso Ser Colombiano

Columna Especial Para: Directorio Deportivo
Véase También Aquí: El Día Que Pékerman Quiso Ser Colombiano
Por: Héctor Herrera 

Hoy se cumple un nuevo año del grito de independencia, un nuevo 20 de julio que nos da pie para reflexionar acerca de lo que venimos haciendo. Son 203 años de supuesta "libertad", donde en realidad continuamos en un estado de patria boba, matándonos entre nosotros y prolongando día a día la violencia de la que fueron víctimas nuestros antepasados y cuya huella continúa aferrada como un cáncer en nuestros genes.

Lo que logró en aquel tiempo Simón Bolívar con batallas donde arriesgó su vida para deshacerse de los extranjeros esclavistas, lo destruyeron algunos periodistas con palabras refugiados tras sus escritorios; aprovechando la poca educación de una buena cantidad de mis compatriotas para vender la idea de que foráneo es igual a desarrollo, que si no copiamos modelos ajenos no creceremos como país y lo peor de todo; que lo de acá "no sirve". Esa mentira bien contada atacó todos los sectores de esta hermosa nación y por supuesto, el deporte no fue la excepción, más exactamente aquel que es considerado el de mayor popularidad en Colombia: el fútbol.

En aquella práctica deportiva el máximo referente es el seleccionado mayor, aquel de épicas batallas que deben ser recordadas como lo que son, simples anécdotas de un día de inspiración y buen desempeño que se quedaron en nuestra retina; pero nada más. El prestigio en cualquier disciplina lo dan los títulos y partiendo de esto, Colombia apenas si tiene uno y ni siquiera es mundial, es continental; así que ya puede comenzar a definir el corto valor que tenemos a nivel futbolístico. Aún así, la tricolor despierta todo tipo de sentimientos en propios y extraños; hecho que fue aprovechado por esas voces periodísticas que sin importar que con técnicos colombianos fuimos a tres mundiales consecutivos y ganamos ese único trofeo, salieron a decir que nuestros entrenadores no servían y a exigir la contratación de un extranjero.

La historia ya la he contado muchas veces y el desenlace también, llegó Pékerman y todo lo demás hasta que un día tratando de defenderse de los que no gustamos de algunas de sus prácticas, utilizó nuestra nacionalidad como cortina de humo y campaña publicitaria. De manera irresponsable y sin conocer la magnitud de lo que estaba diciendo, manifestó descaradamente que quería ser ciudadano colombiano, colocando nuestra ya bastante maltratada bandera de escudo para desviar las críticas sobre su trabajo al frente de la selección. Algunos hinchas se entusiasmaron, pero otros más reflexivos (me incluyo) nos dimos cuenta de inmediato que eso no era cierto y que tan solo era una táctica más para embolsillarse a los incrédulos que quedaban en el país.

De ninguna manera es molesto para mí que aquel que llaman "Don José" aspire a adquirir nuestra nacionalidad, pues si lo hace o no es absolutamente irrelevante, ya que más allá de lo que pueda llegar a decir un papel lo único cierto es que ese señor no es colombiano. Aquí lo que me causa curiosidad es que han transcurrido exactamente siete meses desde aquel anuncio y no ha pasado nada.

Me tomé la libertad de averiguar los requisitos para que un extranjero adquiera nuestra nacionalidad y me atrevo a decir que salvo los temas de conocimiento nacional, José Pékerman cumple con todo lo necesario para iniciar trámites. El tiempo de residencia exigido lo cumplió hace muchos años, cuando jugaba en el Deportivo Independiente Medellín y el resto de exigencias son simples formalidades, como documentos personales que porta cualquier habitante, cédula de extranjería y el registro civil de su hija, por ser colombiana. Incluso el mismo presidente Juan Manuel Santos le ofreció la ciudadanía hace algunos meses, por lo cual el examen de conocimiento sobre temas propios de nuestra nación podría pasarse por alto.

En fin, el argentino lo tiene todo servido para convertirse en ciudadano colombiano, como alguna vez manifestó desearlo; pero a la fecha sigue siendo solo "gaucho". Me parece una absoluta falta de respeto a mi país que este personaje al que tanto adulan algunos de mis compatriotas, haya utilizado nuestra nacionalidad como capote para torear las críticas que le embestían en aquel diciembre de 2012. Es bastante curioso que muchos escupan al aire frases como "Colombia lo mejor", "Me siento orgulloso de ser colombiano", "Ganó Colombia, viva mi patria" cada vez que la selección consigue un triunfo; llenándose la boca de un falso patriotismo reflejado en el resultado positivo de un simple juego como lo es el fútbol; pero pasan por alto detalles como el anteriormente expuesto donde un técnico extranjero toma el "ser colombiano" como una moneda para comprar críticos y colocarlos a su favor.

Es triste ver como en días como hoy todos se colocan la camiseta y cuelgan orgullosos sus banderas en cada ventana para que el viento las acaricie ondeándolas de un lado a otro, pero el resto de días del año cambian la emisora o el canal de televisión tan pronto suena el himno nacional. Da dolor de patria ver que tenemos que perder grandes porciones de mar para que vuelva a palpitar el escudo que llevamos tatuado en el corazón, en un impulso de nacionalismo impotente que una o dos semanas después queda en el olvido.

Es muy posible que hasta este punto usted sienta que esta columna es de mínima importancia y que mientras Colombia vaya al mundial, poco o nada interesa el resto de situaciones que involucren al actual técnico, incluso "detalles menores" como no adoptar una nacionalidad que dijo estar deseoso de adquirir. Pues bien, no lo culpo en lo absoluto por tener ese pensamiento, ya que es producto del mensaje que los medios le han llevado al pueblo desde hace bastantes años. También puede que suceda todo lo contrario, que usted haya notado que el "ser colombiano" no es cuestión de moda ni de resultados deportivos, sino un sentimiento imborrable, una carta de presentación por encima de cualquier diploma o documento que debe hacerse respetar. Si es así, creo que logré mi objetivo.


Por último quisiera pedirle al señor Pékerman un poco de respeto hacia este país al cual NO le paga impuestos. Si realmente en algún momento usted hubiese añorado ser colombiano, habría iniciado lo antes posible los trámites necesarios, y si a esto le sumamos el inmenso respaldo que le viene dando el gobierno encabezado por el presidente Santos, en cuestión de días estarían sus documentos legalizados. Ya en lo deportivo usted me ganó el partido por goleada y eso lo reconozco; pero por favor, no engañe más al pueblo, no intente cambiarnos monedas de oro por espejos mientras usa nuestra bandera como paraguas ante la lluvia de críticas de quienes somos sus detractores.

martes, 16 de julio de 2013

La Doble H, Un Año Después


Seré breve, muy breve. Durante este año y gracias a este Blog, me han sucedido una cantidad de hechos que jamás habría imaginado. Mi participación en el FanPage FederaciónColombiana de Fútbol y el triste cierre del mismo, el fugaz paso por Debates de Fútbol; y lo más importante hasta ahora, mi llegada a Directorio Deportivo, portal en el cual me han acogido de gran manera y donde además de escribir, toman mis opiniones en cuenta y se trabaja a gusto.


Aquí, y con la selección por delante, he escrito de todo y de todos. Algunos estarán 100% de acuerdo conmigo, otros en algunas cosas y otros en ninguna; aún así, con cada uno de ustedes vivo agradecido.

Hoy no vengo a hablarles de fútbol, hoy vengo a mostrarles cifras. Claro, no son los supernúmeros, no son millones; pero son lo suficientemente buenos para este corto periodo de tiempo.

Hasta hace unos instantes cuando publiqué este artículo, el número de visitas que había recibido este blog era el siguiente:



Así mismo, mis diez columnas más leídas son estas:



En estos países me han leído:



Y finalmente, el gráfico de la evolución de mi Blog durante el año que hemos estado vigentes; donde se muestra un crecimiento importante entre febrero y junio de este año (donde logramos el pico más alto con 383 visitas en ese mes):



Señores, mil gracias. Gracias porque sin ustedes estas cifras no existirían. Gracias por tomarse el tiempo de leerme, aun cuando perfectamente podrían estar haciendo infinidad de labores distintas. Gracias a los pocos que me han dado algunas palabras de respaldo y que han servido de paraguas para soportar la lluvia de insultos diaria. Y claro, gracias a los que me insultan; porque de una u otra manera sé que me han leído.

Se vienen cambios en La Doble H, no en su temática; sino en su escritura. Encontrarán día a día un Blog más pulido, aunque esto no significa que vaya a escribir lo que la gente quiere leer. Yo no me siento semana tras semana a redactar buscando agradar a nadie ni esperando que la gente me alabe o se me arrodille; todo lo contrario, yo escribo lo que pienso, expongo mis argumentos y al que le guste bien y al que no también.

Infinitas gracias señores, pues con el favor de Dios continuaremos en esta excelente labor semana tras semana. Aprovecho la oportunidad para invitarlos a visitar Directorio Deportivo, para que los sigan en Facebook y Twitter y de paso, para que me lean; pues por ser La Doble H un sitio dedicado única y exclusivamente a la selección, otras columnas deportivas que he escrito no aparecen aquí. Así pues, queda abierta la invitación para que sábados y domingos busquen mis escritos en www.directoriodeportivo.co sección noticiasdeportivas y me manifiesten sus valiosas opiniones.

Una vez más gracias a todos y finalmente, un agradecimiento muy especial a Hugo Rodallega; jugador al que le tengo un enorme aprecio y cuya columna es la más visitada en este pequeño espacio.

domingo, 7 de julio de 2013

¡Gracias Muchachos! ¡Gracias "Piscis"!

Columna Especial Para: Directorio Deportivo
Véase También Aquí: ¡Gracias Muchachos! ¡Gracias "Piscis"!
Por: Héctor Herrera 


Culminó la participación de la selección Colombia sub-20 en el mundial de Turquía, dejando sensaciones encontradas en el ambiente futbolístico. Los hinchas resultadistas comenzaron a "pordebajear" a este excelente grupo de jugadores, haciendo comparaciones ridículas con la selección mayor. Otros peores, salieron a pedir técnico extranjero y a maltratar a "Piscis" de una manera tan absurda que daba más risa que cualquier otra cosa.


Sin importar ello, el proceso que adelantó esta sub-20 orientada por Carlos Alberto Restrepo es fenomenal. En un año de trabajo (asumió en junio de 2012) jugando todos los partidos de visitante clasificó de primera al mundial y fue campeona de América, alcanzó el segundo lugar en Toulón e hizo una magnifica presentación en Turquía, donde venció al anfitrión y no perdió un solo partido, aunque infortunadamente fue eliminada desde la vía de los penales.


No hay una sola razón para que siquiera se piense en destituir a "Piscis". Esta selección mostró entrega, le jugó de tu a tu a todos los rivales, atacó y buscó resultados hasta el último segundo, fue solidaria en ataque y defensa pero lo más importante; el grupo de futbolistas logró convertirse una familia armoniosa.


No existen palabras para agradecerle a los jugadores y al cuerpo técnico por tan excelente proceso que desafortunadamente culmina, pues ahora "Piscis" debe comenzar a conformar la nueva sub-20 con algunos muchachos de la sub-17 y otros elementos que él se encargará de descubrir. Seguramente, en dos años realizaremos una excelente presentación en el sudamericano de Uruguay y con un buen trabajo lograremos el cupo al mundial de Nueva Zelanda y a los Juegos Olímpicos de Río.


Pero mientras eso sucede, solo me queda decirle al cuerpo técnico que continúa y a los jugadores que se van:


¡Gracias!

sábado, 6 de julio de 2013

El Perverso Y Mentiroso Ranking FIFA

Columna Especial Para: Directorio Deportivo
Véase También Aquí: El Perverso Y Mentiroso Ranking FIFA
Por: Héctor Herrera 

El pasado jueves se emitió la más reciente actualización del Ranking de la máxima rectora del fútbol. Como se venía anunciando tiempo atrás, Colombia ascendió a la tercera casilla y a primera vista, se posicionó como el mejor combinado mayor de Sudamérica. No obstante, el ser supuestamente la tercera mejor selección del mundo es algo que si no sabemos masticar nos va a terminar atascando y hasta nos puede costar muy caro.


¿Por qué es mentiroso el Ranking FIFA? Voy a exponer mis argumentos. La mayoría del país recuerda la histórica cuarta posición que alcanzamos en esta lista de la mano de "Bolillo" Gómez a finales de 1996 y comienzos de 1997, pero lo que pocos conocen es que entre abril y junio de 2002, estuvimos en la misma posición. Hasta ese punto no hay nada extraño, de no ser que en ese mes y en ese año inició el mundial Corea-Japón en el cual participaron las 32 mejores selecciones del planeta, donde no estuvo Colombia; quien según el listado era "Top-Four" de fútbol.


Otro detalle importante es que el Ranking no refleja la realidad inmediata. Colombia aparece hoy día en el tercer lugar arriba de Argentina, pero CONMEBOL nos muestra otra cosa; pues la albiceleste está por encima de nosotros en las clasificatorias. No es la primera vez que se presenta esta situación, pues meses atrás la selección salía mejor posicionada que Ecuador según FIFA; pero estaba justo debajo del equipo de Reinaldo Rueda en eliminatorias.


¿Por qué perverso? Sencillo, es un auténtico atentado a la historia y la verdad continuar publicando estas estadísticas. Muchos se limitan a ver la posición y a repetir, no conocen esta parte de la historia que les acabo de mostrar y se creen el cuento. Además, la prensa (no todos, pero la mayoría) se encarga de correr la voz sin explicar la situación.


Esta lista es maligna para el mundo del fútbol, pero en especial para países como el nuestro donde muchos no mastican sino que pasan entero. Seguramente, algunos ya estarán pensando que Colombia va a ser campeón del mundo en Brasil o que va a llegar a semifinales y una cantidad de sueños válidos, pero peligrosos. El más preocupado con este tercer puesto debe ser José Pékerman, pues si la tricolor cae en fase de grupos o no pasa de octavos de final le van a caer con todo; como es costumbre en el país.


Así pues, queda claro el por qué no debemos creerle al Ranking FIFA. Realmente es una burla pensar que somos mejores que Holanda, Brasil, Italia y hasta Argentina. Recordemos que al "scratch" no le pudimos ganar en amistoso, a Holanda e Italia no los hemos enfrentado, a Argentina no le ganamos desde el 2007 y como si fuera poco; los gauchos sumaron cuatro de los seis puntos que disputaron con nosotros en esta eliminatoria.


La selección ha tenido un crecimiento importante y eso nadie se lo quita, pero decir que está en el podio del fútbol mundial, por encima de selecciones campeonas y subcampeonas mundiales es una enorme mentira. Ese tercer lugar se lo tiene que ganar en la cancha, quedando tercera del mundial; como la selección sub-20 de Rueda en 2003.


Amigo lector, no se engañe. Nuestro hermoso país solo es potencia deportiva en patinaje, en fútbol no somos nadie (por ahora). El único Ranking verdadero se emite cada cuatro años y se llama Copa Mundial de la FIFA.


¿Quiere decir con orgullo lo bien que está la selección actualmente? Adelante, grite a los cuatro vientos, publique en las redes sociales y dígale a quien quiera que somos la segunda mejor selección de Sudamérica; pero por favor, no vaya a decir que somos la tercera mejor del mundo, porque con todo respeto, atreverse a pronunciar eso o siquiera pensarlo es una bestialidad.

viernes, 5 de julio de 2013

Serie Sobre La Selección Colombia No Es Un Homenaje




Columna Especial Para: Directorio Deportivo
Véase También Aquí: Serie Sobre La Selección Colombia No Es Un Homenaje
Por: Héctor Herrera 

Bastó un capítulo de "La Selecc10n" para darse cuenta del circo que montó Caracol Televisión en torno a la mejor generación de futbolistas que ha dado Colombia. Si bien es cierto que esta nueva propuesta televisiva incluirá datos ficticios y reales, la temática que plantea esta serie nos pone a pensar muchas cosas.


Recurriendo a imágenes propias de la época, en la apertura del primer capítulo mostraron la previa del 0-5, como para enganchar al público y que no cambiara de canal. Era apenas lógico, el gran resultado conseguido en el Monumental de River es un partido que quienes tuvieron el privilegio de asistir y los que tan solo pudimos presenciar por televisión, recordaremos siempre con agrado. Aún así, el hecho de que en los cambios de escena coloquen apartes de aquel histórico día es bastante ridículo y de ser recurrente; quienes continúen viendo la serie se van a saturar.


"La Selecc10n" no es más que una novela cualquiera que con base en su contenido deja bastante evidencia de tintes de comedia. Algunos decían que iba a ser un homenaje, pero esto de homenaje no tiene ni la H. Claro, los jugadores que autorizaron su participación están muy contentos y en cierta medida los entiendo; pues es una manera de demostrar que hicieron historia. No obstante, esta selección ya recibió el respectivo reconocimiento justo después de aquel partido, pues fue condecorada en Colombia.


Siempre pensé que esta serie sería una mirada a situaciones que no se conocían de los futbolistas durante sus años en la selección, eventos de camerino, anécdotas de viajes, etc.; pero resultó ser una simple novela que nos muestra lo que ya sabemos a lo que le adicionan la vida personal de los protagonistas, eso sin contar que se alimenta como un parásito del momento que vive el actual combinado nacional. Por ello, recomiendo a mis lectores que por respeto a las dos generaciones (90's y actual) no sigan viendo "la selecc10n".


Finalmente, pregunto a los señores de Caracol Televisión, ¿por qué esperaron hasta volver a un mundial para hacer este "homenaje"? ¿Por qué no salió esta serie en 2002, 2006 o 2010? ¿Por qué no hicieron un "homenaje" a la selección campeona de América en 2001 que posteriormente se quedó fuera del mundial de Corea-Japón?


Ah claro, porque son unos oportunistas.

lunes, 1 de julio de 2013

Sobre Falcao Y Pékerman





Por: Héctor Herrera 




Durante las últimas semanas he sido cuestionado y criticado vía Twitter por mi postura frente a Radamel García y José Pékerman. Algunos, muy respetuosamente me han preguntado sobre por qué no soy partidario de la presencia de estos dos elementos en la selección. Otros, han caído en insultos innecesarios; situación que los deja peor que al principio, pues es fiel costumbre en mi persona ignorar a quien intenta insultarme.

Me queda muy difícil y se me hace bastante extenso contestar uno por uno los tweets que recibo, repitiendo una y otra vez el mismo discurso y tratando de explicarles mi posición; sin que esto quiera decir que sea compartida por ustedes. Es por eso que me he tomado la libertad de escribir esta columna en la que expondré detalladamente ambos casos.

La Traición De Falcao

Para aquellos que día tras día me cuestionan por mi falta de aprecio hacia aquel que ustedes llaman "el tigre"; quiero comenzar por aclararles que sus capacidades físicas, técnicas y tácticas no están en discusión. Para nadie es un secreto que Radamel es un depredador del área, un goleador que se pulió de manera extraordinaria en Europa y que actualmente es de gran aporte a la selección.

Sin embargo, existe un hecho que por el momento no puedo perdonarle. No quiero alargarme ni entrar en todos los detalles, así que partiré del momento en que la Federación Colombiana de Fútbol redactó una carta para respaldar a "bolillo" luego de un incidente personal. Todos los integrantes de la selección estamparon su firma, excepto Falcao; quien alegó "motivos religiosos" para no hacerlo.

Personalmente tuve la oportunidad de jugar en tres escuelas de fútbol en Bogotá (Bombillo Castro, Sporting Cristal y Caterpillar Motor) y en todas te enseñan lo mismo: al entrenador hay que serle igual de leal que a tu padre.

Algunos me decían que si Falcao era cristiano y que por eso no quiso firmar, estaba bien y que era lo correcto. Sinceramente, y con el respeto que merece su opinión; no creo que 27 personas (entre los que también había otros practicantes del cristianismo) se hayan equivocado y que solo Radamel estuviese en lo correcto.

Desde mi punto de vista García buscó salvar su imagen y por ello no autorizó que su nombre saliera escrito (aun cuando la imagen de ninguno de los que si firmaron se vio manchada por hacerlo). De esa manera, fue desleal a su entrenador y la falta de lealtad se traduce en traición.

Seguro estoy que si Falcao, el jugador de la selección más influyente en el país, firma esa carta; "bolillo" hubiese permanecido en su cargo. Si Gómez nos hubiera llevado al mundial o no, ninguno puede asegurarlo; pero desde lo personal, con estos jugadores; no me cabe la menor duda.

Pékerman, El Extranjero

La situación con Pékerman es un caso aparte y pasa únicamente por el hecho de ser extranjero. Son 16 años sin ir al mundial, donde algunos técnicos fueron despedidos injustamente (Gómez después del mundial del 98' y en 2011, García y Rueda), a otros no los dejaron trabajar (Pinto y Leonel Álvarez) y otros cogieron el grupo a mitad de camino (Maturana del 2001 y Lara en 2008).

No es que yo caiga en la xenofobia con José, es algo distinto, es cuestión de patria. Soy eterno defensor de mis coterráneos, creo en las capacidades de mis compatriotas, creo en el talento de usted; que en este momento me está leyendo. El problema con Pékerman pasa porque a él si lo dejaron trabajar, pero a los otros no (casos García, Rueda, Pinto y hasta Leonel). Es una cuestión de ética deportiva, donde el argentino no tiene la culpa; pues si algo le admiro es su sencillez, el tener los pies sobre la tierra y saber mantener de igual manera a sus dirigidos.

José Néstor no se ofreció a ser técnico de esta selección, a él lo buscaron y desde ese punto; es inocente en esta historia. La situación pasa por la idea que les vendieron a ustedes y que algunos se la comieron entera, por una afirmación tan absurda como "los técnicos de acá no sirven" en vez de ver resaltar la realidad, que a los técnicos de acá no los dejan trabajar.

Sinceramente y repasando historia, los Esperanzas de Toulón, el tercer puesto del mundial sub-20 de 2003, los dos cuartos lugares en mundiales sub-17, tres de las cuatro (hasta hoy) clasificaciones a un mundial de mayores y el único título que tenemos a nivel absoluto (Copa América 2001); los conseguimos con técnicos nacionales. Claro, a eso hay que sumarle todas las clasificaciones a mundiales juveniles y a Juegos Olímpicos.

¿Entonces? No es que los técnicos de acá no sirvan, ¿o si?

Yo no le quito a Pékerman lo que ha logrado hasta hoy, pues hacía mucho tiempo que no vivía una eliminatoria sin llorar. Lo que no soporto es que la prensa que se las da de muy ética y de muy constructiva, enaltezca tanto a José como si de Jesucristo se tratase, lanzando afirmaciones ridículas como "con técnicos extranjeros todo el mundo está de acuerdo"; con las cuales están mandando un mensaje de que si dirige un compatriota no habrá armonía.

Y claro, no todo me puede gustar de Pékerman. Estoy en contra de sus negocios con su mánager Pascual Lezcano y de la, para mi; injustificada ausencia de Jackson Martínez en la titular. Claro, también me da un poquito de intranquilidad lo intocable que se volvió Falcao en la formación inicial, aunque esto se puede atribuir a que Radamel se me salió del corazón por lo anteriormente mencionado y que no me es agradable verlo en la cancha.

Contra Pékerman no tengo nada diferente a lo anteriormente mencionado, es un buen tipo; nunca creí en él pero está próximo a cerrarme definitivamente la boca. No lo he maltratado, le he dado el trato que le daría a cualquier otro entrenador extranjero que hubiese llegado; pues aprecio mucho a mis técnicos colombianos y siempre estarán en primer lugar para mi (cuestión de memoria y gratitud).

Ahora que estamos tan cerca del cupo, la sensación es bastante agridulce; pues siento el triunfo como ajeno, como que "no pudimos" y "nos tocó" pedirle ayuda a otro. Sé que les parecerá extraño, pero mi nacionalismo es tan grande que siento una emoción indescriptible cuando los juveniles marcan gol, así los vea por televisión. Pero con la selección mayor, estando en el estadio y sin importar quien marque; la sensación es menor, es como de "ah, metieron gol"; no es una victoria que sienta propia; cosa que jamás pensé que me pudiese suceder viendo al combinado absoluto.

Señores, esas son mis razones sobre Falcao y Pékerman, algunos las compartirán; otros no y eso es respetable. Aún así, para mi tienen validez y aunque algunos puedan no estar de acuerdo; espero que entiendan y respeten mi punto de vista. Yo no soy un hincha de la selección después del 4-0 contra Uruguay, yo llevo viendo a Colombia desde que usaba pañal y en los estadios desde que me dejaron entrar.

He estado en varias eliminatorias, amistosos, el mundial, la Copa América y el sudamericano en el eje cafetero. Llevo mucho tiempo detrás de estos colores, con fe inquebrantable; pero ahora, con sentimientos encontrados, por estos dos personajes que tanto bien le hacen a la selección, pero que también se equivocan.
© 2012-2016 LA DOBLE H. Todos los derechos reservados.