viernes, 21 de junio de 2013

Con Licencia Para Soñar


Columna Especial Para: Directorio Deportivo
Véase También Aquí: Con Licencia Para Soñar
Por: Héctor Herrera 

Comienza el mundial Sub-20 de la FIFA Turquía 2013 con una gran expectativa sobre la selección Colombia. El equipo que dirige Carlos Alberto Restrepo y que ha disputado dos finales en lo corrido del año, genera ilusión en todo el país.

El grupo que le correspondió a la selección nacional (C), nos invita a ser optimistas de cara a una eventual clasificación a octavos de final; más cuando los cuatro mejores terceros también avanzarán a la siguiente ronda.

El partido de la clasificación será indudablemente contra Australia. Los dirigidos por "Piscis" se juegan el todo por el todo frente a los oceánicos, en lo que será el primer partido para ambas selecciones este sábado. Tres días después, Colombia tendrá la prueba más dura de esta fase de grupos frente al anfitrión; aunque lo demostrado en el Sudamericano Sub-20 y el Torneo Esperanzas de Toulón, nos puede hacer soñar con una victoria sobre Turquía. Finalmente, el 28 de junio cerraremos la primera ronda con el debutante Salvador, selección a la cual ya hemos enfrentado y derrotado en partidos preparatorios durante diciembre de 2012 y que infortunadamente, está mal vista como "el comodín" del grupo C.

Posiblemente, esta selección sub-20 podrá avanzar a la segunda fase del "mundial del aerosol", y sin importar que tan lejos llegue o si podrá superar aquel histórico tercer lugar de Emiratos Árabes Unidos, lo que hasta el momento ha logrado da muestras de un gran grupo de jugadores que supo acoplar el técnico Restrepo. Esta sub-20, que en unos años reemplazará al actual combinado de mayores, cuenta con referentes en cada una de sus líneas, como Quintero, Vergara y el "coco" Perea.

No somos potencia futbolística con ningún equipo, con ninguna selección y en ninguna categoría; es por eso que no le podemos pedir el título mundial a esta sub-20. En nuestra cabeza es válido soñar con levantar nuestra primera copa del mundo, más cuando hemos obtenido un campeonato y un segundo lugar en los dos torneos que hasta hoy hemos disputado en este 2013; pero esa emoción y esa fe debemos saberla llevar. Si en un mes, los dirigidos por "Piscis" retornan al país con el título; será histórico y maravilloso. Pero si esto no sucede, no debemos lanzarle piedras a este excelente grupo de jugadores y cuerpo técnico.


Tenemos licencia para soñar, pero hasta para soñar hay que tener inteligencia.

domingo, 16 de junio de 2013

Colombia A Dos Puntos Del Mundial, Pero...







Columna Especial Para: Directorio Deportivo
Véase También Aquí: Colombia A Dos Puntos Del Mundial, Pero...
Por: Héctor Herrera 

Sí, Colombia sumó un punto más de lo que sele pedía para esta fecha, pero los monumentales errores en defensa, sumados a la lentitud y el bajo ritmo del partido contra Perú, dejan dudas en esta selección.

José Pékerman, que se dedicó a preparar durante dos semanas un partido que no perdió gracias al árbitro (ese mismo que él criticó antes de enfrentar a los gauchos), no se puede atribuir el punto logrado en Buenos Aires; unidad que se consiguió única y exclusivamente gracias a la maravillosa e inspirada noche de David Ospina. El técnico argentino fue el gran perdedor del enfrentamiento contra la albiceleste, pues trabajó durante quince días una victoria en Argentina que no consiguió, donde el conjunto nacional terminó con los 10 jugadores debajo de los palos y ayudados por el asistente; quien le anuló de manera insólita un gol legítimo a Sergio Agüero. 

Y como era de esperarse, partido sin preparar, partido difícil. En Barranquilla, plaza que, al igual que cualquier otra; no tiene en lo absoluto la culpa del bajo nivel mostrado por Colombia, la selección ganó sin gustar frente a los incas. Da lástima que el fútbol mostrado por el combinado nacional no fuese directamente proporcional a la asistencia en el Estadio Metropolitano, gracias a un señor de otro país que se dedicó a intentar sin éxito limar asperezas personales con Julio Grondona; en vez de preparar a los muchachos para arrasar en "Curramba" como lo venía haciendo. 

En un partido lento y enredado, Colombia ganó dos goles por cero, sumando en casa; pero jugando mal. Perú se dio gusto llegando a territorio contrario, aunque le faltó arriesgar más y generar peligro. Para el segundo tiempo, los nacionales estaban extremadamente ahogados, caminaban la cancha y no patearon una sola vez al arco; en una muestra clara de irrespeto hacia la hinchada y al rival, pues la mejor manera de respetar al contrario es goleándolo. 

Claro, Colombia está a dos puntos de la clasificación y las cifras hablan por si solas. Naturalmente, a los números hay que creerles; por eso es que no podemos decir que estamos clasificados. Al mundial se va con 25 puntos, como lo consiguió Argentina frente a la tricolor; no con 23. Que estemos tocándole la puerta a Brasil, no quiere decir que seamos "los superpoderosos" como algunos creen, pues en la era Pékerman Colombia sigue sin ganarle a nadie, suma victorias contra los eliminados Paraguay y Bolivia, el moribundo Perú y la selección de la repesca, Uruguay; siendo Chile la única excepción a la regla.
  
El desconocimiento en materia de fútbol es tan grande, que hay gente que ya hace cuentas sobre la posición que ocupará Colombia en el próximo Ranking FIFA. A esos "genios" que creen ciegamente en tan perverso medidor, les cuento que en abril de 2002, dos meses antes del mundial de Corea-Japón al cual NO clasificamos, la selección nacional era cuarta en aquel mentiroso Ranking de la máxima rectora del fútbol (al igual que lo fue en 1997 de la mano de "Bolillo" Gómez).
  
Colombia sigue siendo un país normalito en materia de Balompié, sumando apenas un único título con la selección mayor; la Copa América del 2001 que consiguió el magnífico Francisco Maturana. ¿Potencia deportiva? Potencia deportiva en patinaje y pare de contar. 

Sigan creyendo que somos top ten de fútbol en el mundo porque así sale en una tablita de preescolar. Sigan creyendo en duendes...
© 2012-2016 LA DOBLE H. Todos los derechos reservados.