lunes, 4 de febrero de 2013

Los Que Sí Podemos Celebrar


Columna Especial Para: Federación Colombiana De Fútbol
Véase También Aquí: Los Que Sí Podemos Celebrar
Por: Héctor Herrera 


Anoche, la Selección Colombia Sub-20 se coronó campeona del Sudamericano de la categoría en Argentina; pero como siempre, más de un extraño se subió al bus de la victoria.

Desde el inicio del torneo le di mi total respaldo al profesor Carlos Mario "Piscis" Restrepo y su grupo de jugadores, lo cual no se puede decir de algunos periodistas que cuestionaron desde antes del primer partido a nuestros muchachos, pidiendo el llamado de algunos "foráneos" NO convocados a microciclos y buscando de cualquier manera desestabilizar el grupo. Claro, eso sin contar las comparaciones con otras selecciones del certamen, las cuales estaban integradas por una cantidad importante de jugadores que actúan en Europa.

¿Quiénes fueron? No voy a tocar nombres, no vale la pena manchar mi columna publicitando a tan perversos personajes, los cuales viven refugiados en una falsa imagen de moral y decencia que han venido construyendo; pero que a la hora de la verdad no son más que unos lobos disfrazados de blancas ovejas.

Estos "profesionales", esperaban que nuestra selección quedara eliminada en primera ronda para destrozar al "Piscis" y aprovechar el momento para pedir a gritos técnico extranjero. Claro, ya se les volvió costumbre decir que lo de aquí no sirve, aumentando con ello la ignorancia del país y disminuyendo la autoconfianza del pueblo colombiano.

Me dio asco ver a esta gentuza anoche felicitando a MI SELECCIÓN. ¿Acaso no eran ustedes quienes hace unos días tenían a esta Sub-20 de trapero público? ¿No eran ustedes quienes cuestionaban el trabajo de "Piscis" y el grupo de convocados? ¿A quién engañan? Retírense del periodismo, o al menos tengan la decencia de cerrar la boca y solo limitarse a abrirla para decir: "Me equivoqué".

Por otro lado estamos los creyentes, los que defendemos lo nuestro, lo colombiano. Un pequeño grupo de personas que siempre creyó y apoyó esta selección de "obreros", héroes del silencio de las gradas mendocinas; jóvenes hechos hombres dentro y fuera del campo de juego. Un grupo de guerreros que siempre respaldé (quienes me siguen en Twitter lo saben y quienes no, pueden comprobarlo) y que se encargó de silenciar la boca de aquellos que viven pensando que para lograr grandes objetivos, se necesita ser dirigido por personas de nacionalidad ajena; como si aun fuésemos esclavos de hace cuatrocientos años.

El logro de esta selección vale el doble, pues Colombia NO es potencia futbolística en ninguna de sus categorías (la de mayores tampoco, bájense de esa nube) y aun así; lograron un título más para nuestro país.

¡Gracias Muchachos! Una vez más demostraron que aquí no se necesita que nos mande nadie "de afuera"; sino que simplemente se requiere un verdadero compromiso y amor por la nación.

PD: Todos los títulos que ha ganado la Selección Colombia en las diferentes categorías, los ha conseguido con técnico colombiano. Ojalá algún día aprendamos a valorar lo nuestro.
© 2012-2016 LA DOBLE H. Todos los derechos reservados.